Carta a un joven científico

Siempre tuve claro que de no haber estudiado Química, hubiese estudiado Historia y de no estudiar ésta, hubiese estudiado Literatura. Me gustaban las ciencias (la Física, la Biología, la Geología, las Matemáticas…) y me gustan. Leo sobre ellas, sigo aprendiendo, pues creo que todo ciudadano debe tener un mínimo de cultura científica y el científico, con más motivo, no es excepción; pero la Química siempre sobresalió. Aquella ciencia de Lavoisier y Pauling me sedujo a la tierna edad de 13 años, hasta ahora y, pasión mediante, hasta el fin de mis días. De algún modo, el “gusanillo” de la Historia lo he podido calmar con mi tesis doctoral: Historia de la Química. Además, historia de la Química ligada a una vocación profunda desde que tengo uso de razón: la docencia. Posiblemente el tercer “gusanillo”, la literatura, lo calmo escribiendo en este espacio. Porque sí, escribir sobre Ciencia, también es escribir. Muchos profesores se quejan de que los alumnos no saben redactar en lenguaje científico ni argumentar, pero lo cierto es que se presta muy poca atención en las aulas a hacerlo. Hablamos rápido, en la pizarra o transparencia escribimos cuatro frases resumidas (cuando no, flechas y símbolos) y nos olvidamos de que esa jerga de científico no es próxima al alumno y debemos hacer que sea capaz de entenderla y sobre todo, usarla. Pero ése no es el tema de este artículo.

Siempre pensé que la literatura, al igual que el arte o la música es una forma de gritar en silencio. Una forma de expresar algo más que lo puramente objetivo, porque sí, hay áreas en la vida del científico, como ser humano, no como profesional (o al menos, así debería ser) sujetas a la subjetividad. Muchas veces, mostrar el lado humano del científico parece una muestra de debilidad. En mi humilde opinión, no es así.

La Ciencia es la única forma fiable que tiene el ser humano de conseguir conocer la realidad, el universo, nuestro mundo… Es, sin miedo a exagerar, el mayor legado cultural de la historia de la humanidad: conocer cómo funciona nuestro mundo, algo que hubiese hecho vibrar a los antiguos filósofos. Me parece fascinante que el ser humano haya llegado a tal grado de conocimiento sobre la realidad, aunque me parece quizás más increíble cuánto le queda aún por saber. Pero aunque la Ciencia me parece realmente fascinante, la actividad científica no me lo pareció tanto. Es a partir de aquí donde, queridos lectores, hablo como Luis Moreno Martínez, no en representación de los conocimientos actuales de mi ciencia, la Química, como podría ser en una entrada sobre el principio de Aufbau o la Química ácido-base.

No me gusta la forma en que se construye la Ciencia. De hecho, fue una de mis primeras decepciones cuando me acerqué al mundo de la investigación. Publicar por publicar (marketing a lo Science o Nature), disfrazando la competitividad de necesidad para el progreso de la Ciencia encontré en esa forma de hacer investigación algo que nunca fue con mi forma de ser. He pertenecido a dos grupos de investigación (excepcionales en  lo personal y en lo profesional), ahora pertenezco a una institución investigadora, y sé que publicar es necesario (la comunicación científica es fundamental para el progreso de la Ciencia), que hay científicos magníficos que trabajan por y para la Ciencia. A ellos no van estas palabras, son ellos quienes realmente representan el buen hacer del científico. Pero todos sabemos que esta situación es real y mirar hacia otro lado no es bueno para nuestra querida Investigación. 

En la enseñanza de la Ciencia encontramos situaciones parecidas: Profesores universitarios que desprecian el trabajo de profesores de secundaria, críticas constantes entre departamentos, profesores (de cualquier nivel) que se creen mejores que otros por poner exámenes más difíciles o por suspender más alumnos, profesores pasivos que no fomentan el aprendizaje de los alumnos, profesores que piensan que leer un power-point es dar una clase, profesores que menosprecian a sus alumnos o incluso se mofan de ellos, profesores que olvidan que deben educar enseñando… Sé que hay buenos y magníficos maestros y profesores. A ellos no van estas palabras. Ellos son quienes realmente representan el buen hacer del profesor. Pero todos sabemos que esta situación es real y mirar hacia otro lado no es bueno para nuestra apreciada Educación. 

En la divulgación encontramos más descontrol si cabe. La verdad es que hubo en mi mente un cambio de paradigma. Comencé ilusionado por la comunidad divulgadora, estudiando en profundidad el medio durante mis estudios de experto universitario en divulgación y cultura científica y poco a poco me fui dando cuenta de que la divulgación dejaba mucho que desear y que la tendencia a la sobrepublicación también imperaba en este mundo. Así me encontré con publicidad excesiva, obsesión con premios y visitas, ataques para defender el conocimiento científico (no se ataca al homeópata o al pseudocientífico, se ataca a la homeopatía), lobbies incuestionables presumiendo de calidad e incluso menospreciando al resto. Personalmente, no me identificaba ni me identifico con ese mundo. Para mí tiene el mismo valor el blog de un profesor que se quita tiempo para enriquecer la web con materiales y compartirlos con los demás, el blog de un trabajador que llega a casa y decide escribir sobre Ciencia o el blog de un investigador que decide hacer públicos sus conocimientos, que todas las plataformas o blogs estrellas que, y eso lo he leído, presumen de ser los mejores.  No gana el premio Bitacoras el mejor blog de Ciencia, lo gana el que mejor campaña de marketing hace para ganarlo y ojo, considero que los ganadores hasta el momento son auténticas obras maestras de la divulgación, pero eso no quita que haya grandes blogs de divulgación merecedores de un premio de verdad, el que se gana por méritos propios. Menéame me parece enfermizo. Se supone que es para que la Ciencia llegue a más gente, y sé que para muchos divulgadores es así, pero es más que evidente que ha llegado a convertirse en un mero escaparate y estrategia de marketing para aumentar visitas. Sé que hay buenos y magníficos divulgadores, tanto científicos como periodistas. A ellos no van estas palabras. Ellos son quienes realmente representan el buen hacer del divulgador. Pero todos sabemos que esta situación es real y mirar hacia otro lado no es bueno para nuestra apreciada y necesaria Divulgación. 

pseudociencia

No pretendo ofender a nadie con este post y, sinceramente, no me considero quien para dar lecciones de moral a nadie, pero sí creo que este tipo de reflexiones son necesarias. Al menos a mí me ayudan a saber dónde no debo ir o los fallos que no debo cometer (que ya cometo unos cuantos cada día). Personalmente, encontraría más motivos para no divulgar que para hacerlo. Pero hay un motivo por el cual escribo estas líneas y por el cual sigo trabajando: La Química. Esta web y todo lo que hacemos en @ehfdquimica y en el grupo de Facebook es una forma de enriquecer internet con artículos y recursos de Química que puedan ser útiles a profesores y alumnos. Creo que para acabar con la quimiofobia lo mejor es siempre trabajar por la enseñanza de la Química desde los colegios. Creo que lo mejor para una mejor enseñanza de la Química, lejos de teorías pedagógicas imposibles, es la colaboración y el intercambio de opiniones, materiales, recursos, ideas y mucho más entre los docentes. De esa forma, unidos por la Química, encuentro en estos medios virtuales una forma de ayudar y ser ayudado y una forma de no dejar de aprender para algo tan fascinante como un mayor conocimiento de la Química.

Éste no es el mejor blog de Química, en absoluto. A un servidor aún le queda mucho por aprender. Tengo muchos defectos, pero nunca he podido mirar hacia otro lado cuando algo me desagrada. Éste no es un post de Ciencia ni de Química pero como comentaba al comienzo del post, la humanización del científico y de la actividad científica es necesaria. Hagamos las cosas por la Ciencia y por la Humanidad, demos ejemplo y trabajemos juntos. Todo lo demás está de más. Y ante todo, humildad.

Si esto fuese una carta a un joven científico, le diría, como me dijeron dos buenos y queridos amigos, que no ponga los ojos en las científicos, que los ponga en la Ciencia y que haga de ese camino una forma de ser feliz, de aprender y de ayudar a los demás. Todo lo que en esta vida no te proporcione estos resultados, poco sentido tendrá.

Acerca de luisccq

Licenciado en Química, profesor de Física y Química de ESO y Bachillerato y experto universitario en Divulgación y Cultura Científica. Estudiante de doctorado en Enseñanza e Historia de la Química (IQOG-CSIC). Administrador del blog Enseñanza, Historia, Filosofía y Divulgación de la Química. / Chemist. Science teacher. Science popularizer. PhD Student in Chemical Education and History of Chemistry (IQOG-CSIC).
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

37 respuestas a Carta a un joven científico

  1. Comparto todo lo expresado en este post.

  2. virginia dijo:

    Soy quimica y profesora de secundaria, y me siento muy identificada cntigo!
    Comparto todo lo dicho en el post, alabo la labor que haceis de divulgacion, y me alegra que se potencien esas ganas de acercar la ciencia a los alumnos!!

    • luisccq dijo:

      ¡Muchísimas gracias Virginia!

      Es un regalo leer comentarios así. :)

      Gran labor acercando la Química a nuestros jóvenes. ¡Ánimo, compañera! Para lo que necesites, aquí estamos. :)

  3. Jonathan dijo:

    Concuerdo contigo.

  4. Daniel Durantes dijo:

    Enhorabuena por el post. Yo también pienso que deberíamos concienciarnos todos en ver que la ciencia es parte de la cultura que todos deberíamos saber (al menos unos mínimos), porque sólo aprendiendo desde pequeños qué es la ciencia, qué ramas hay y las aportaciones que hace al bienestar de las personas, podremos incentivar a generaciones futuras a que sientan esa curiosidad que nos hizo a todos elegir, en su momento, una carrera de fondo con la ciencia de nuestro lado. :)

  5. Benigno dijo:

    Dale duro Luis. Vas por muy buen camino. Sigo animándote a dar rienda suelta tu vena literaria y a hacer publica tu memoria del master de profesorado de ¿ciencias!?

    • luisccq dijo:

      ¡Muchísimas gracias, Benigno!

      Pues es una idea que tenía en mente. No sabía el formato pero creo que sí, que ya es hora de dejarlo visible a todos. Lo pondré en marcha. :)

      Un abrazo 132 ;)

  6. Quimitube dijo:

    Luis, qué gran reflexión… Fenomenal, de verdad :) Adoro y admiro el amor que sientes por la Ciencia y en particular por la Química (yo también lo siento, pero no sé transmitir tanta pasión), hay mucho que aprender de ti y no tengo ninguna duda de que con tu labor vas a ser uno de esos grandes divulgadores que piensan en la Divulgación, con mayúsculas, y en engrandecer al ser humano con esa riqueza tan maravillosa que solo le da el conocimiento del mundo que le rodea. Un abrazo y enhorabuena.

    • luisccq dijo:

      ¡Qué palabras más bonitas, compañera!

      Muchísimas gracias. Es todo un regalo viniendo de ti, con tu gran labor por la enseñanza y la divulgación de la Química en todos los formatos y formas (desde los vídeos a la teorías, los ejercicios, las curiosidades…).

      Me conformo con encontrar un aula donde poder despertar mi pasión por la Química y con seguir aprendiendo y disfrutando con la Química día a día.

      Abrazos en moles :)

  7. ScariosHR dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo compañero. Felicidades por expresar con claridad tus ideas y críticas. Nadie puede sentirse atacado por estos renglones, pues la crítica es constructiva y a todos debería hacernos pensar.

    Ahora eres muy joven y te falta mucho camino por recorrer (aunque el que ya llevas recorrido no esta nada mal), pero estoy seguro que llegarás a ser uno de los grandes divulgadores, científicos y docentes de este país. Cuando llegue ese momento todos deberemos leer de nuevo estas palabras sabias de un joven científico.

    Un abrazo Luisito, eres un valiente.

    • luisccq dijo:

      Madre mía… Emociona mucho leer cosas así.

      Muchísimas gracias, crack (no, no se me ha roto nada :D). Como respondía en comentarios anteriores, me conformo con seguir trabajando por la Química, que no es poco, y aprender por el camino.

      Abrazos en moles, figura. :)

  8. Deborah García Bello dijo:

    Tal y como cuentas lo que ocurre en la enseñanza, sí, es así, y la verdad es que cuando empecé en ella no me sorprendí demasiado, porque todos fuimos alumnos de alguien, todos pasamos por manos de buenos y malos profesores. Gracias a Dios yo pasé por las aulas de muchísimos buenos, muy buenos, y pocos malos. Ya siendo profesora, me he encontrado con compañeros a los que admirar, a los que acudir ante las dificultades, y otros muchos a los que nunca podré respetar, ni como profesionales ni como personas. Y ahí están, muy a mi pesar, y al pesar de sus alumnos.
    Con respecto a la divulgación no estoy tan de acuerdo contigo. Yo no veo esto como una carrera entre divulgadores para ver quién la tiene más larga. Creo que estamos todos a una, haciéndole un gran favor a la Ciencia, al conocimiento. Nunca hubo tanta y tan buena divulgación como ahora. Y casi todos los que se dedican a ella son como tú y como yo: personas con sus trabajos como profesores o investigadores que sacrifican su tiempo libre para contarle al mundo lo que ellos consideran importante.
    Siempre que he tenido una duda, o he querido saber más sobre algo, hay alguien de la comunidad divulgadora dispuesto a ayudar. Mi experiencia es esa.
    Los premios no son malos, ni la popularidad, y a veces ayudan a que la ciencia entre en escenarios donde no habría llegado, que es lo que precisamente pretendemos cuando divulgamos: que la ciencia no esté al margen de la sociedad, de la vida cotidiana, del colegio, del arte, de todo.
    Recuerdo cuando uno de mis alumnos me preguntó en clase cuánto tiempo dedicaba a preparar un artículo o unos apuntes para ellos, y mi respuesta le sorprendió, porque evidentemente es mucho. Me preguntó si valía la pena, porque yo no ganaba dinero haciendo eso, ni mi sueldo era mayor porque hiciese apuntes para ellos y los colgase en mi blog. Le pregunté si solía leer mis artículos, si solía usar mis apuntes, y sí lo hacía. Lo hace él, que me conoce, y lo hacen otros muchos chavales que jamás me han visto, y lo hacen adultos del mundo de la ciencia y de fuera de ella. Pues yo me doy con un canto en los dientes. Hay formas de “ser popular” que son muy sanas.

    • luisccq dijo:

      ¡Muchas gracias por comentar, compañera!

      En cuanto a la educación coincidimos. En cuanto a la divulgación, yo también creo que la Ciencia debe ser protagonista y es cierto que las redes sociales ayudan mucho en ello. De hecho, has dado en el clavo en lo que es para mí la mejor recompensa posible: “leí en tu blog y entendí”, “vi en tu blog que me sirvió”, “me ha gustado mucho este post”, etc

      En cuanto a los premios y demás, respeto a cada uno, y no creo que sea uno mejor o peor divulgador por tener un bitácoras o por tener muchos votos en menéame. Precisamente eso es lo que comento. Creo que realmente si sirve de algo todo esto es para aprender y para ayudar. El resto, para mí, está de más e incluso a veces distorsiona los objetivos. En cuanto al elitismo, lo he visto y la verdad es que he leído cada comentario o cada tuit que se me ha caído la cara de vergüenza (ajena).

      Muchísimas gracias compañera, como siempre, un placer leerte por aquí.

      Abrazos en moles. :)

  9. Sin palabras. Un post para recordar.
    Muy bueno, muy bien escrito y con un gran trasfondo que comparto contigo al rendimiento que todo químico desea lograr -por lo general- en cualquier reacción.

    De igual forma que grandes ideas científicas pueden surgir leyendo un “paper” de una revista con un Impact Factor decenas de veces inferior al de diversas revistas consagradas, en la divulgación debemos darnos cuenta de que toda aportación correcta es válida y merecedora de una lectura y un apoyo. En ocasiones creo que sería interesante leer “papers” y esperar al final a ver el nombre de la revista, de igual forma que sería atractivo leer posts y ver al final el nombre de su autor.

    Creo que el objetivo fundamental no es escribir posts para que le gusten a otro divulgador, a otro colega, a alguien que posiblemente ya conociera la ciencia que estás intentando transmitir, simplemente para obtener su apoyo. Hay que escribir posts para cualquier lector, niño, joven o adulto que quiera tener una formación superior en el tema sobre el que esté recabando información.

    Desde mi humilde opinión, creo que cuando la competitividad surge en uno mismo para mejorar tiene muchos aspectos positivos. Hay que competir contra uno mismo para superar miedos, para aprender más, para ampliar tus límites del conocimiento. Sin embargo, cuando la competitividad surge para destacar sobre los demás, alcanzar mejores resultados a cualquier precio y no ver el trabajo de otros compañeros, te estás perdiendo una gran cantidad de valiosa información.

    Tenemos que apoyarnos entre todos para poder cumplir, como bien dice la RAE, el significado de “divulgar”: (Del lat. divulgāre). Publicar, extender, poner al alcance del público algo.

    Un abrazo Luis, seguiré releyendo la entrada más de una vez.
    Jesús

    • luisccq dijo:

      No puedo estas más de acuerdo contigo. Tanto en la definición de divulgar, como en la de competitividad.

      ¡Cuántas sorpresas nos llevaríamos haciendo el ejercicio que propones con los “papers”!

      Abrazos en moles, compañero. :)

  10. Hola Luis,
    Estoy segura que tu crítica es constructiva y tiene como fin mejorar las cosas pero, en el caso de la divulgación, no la comparto.
    Personalmente creo que la divulgación vive un momento excelente y que el hecho de que haya cantidad y diversidad es muy positivo. Hay divulgación de diferentes niveles y en diferentes materias y cada persona puede encontrar aquello que más le interesa.
    La mayoría de personas que nos dedicamos a la divulgación lo hacemos cuando llegamos del trabajo o en fines de semana, y lo hacemos porque nos apasiona y nos parece importante. Sé que el pilar de la cultura científica es la educación pero cada vez hay más profesores que tienen blogs o que publican o utilizan material de los blogs. Y creo que sí contribuyen a acercar la ciencia. Todas las cosas requieren un tiempo.
    Respecto a los comportamientos de la gente, todo el mundo se ha portado muy bien conmigo y me han dado oportunidades cuando no era nadie. Me siento muy satisfecha y agradecida con las personas y proyectos en los que colaboro, esa es la verdad. Y me sabe mal haber tenido que decir que no a algún otro porque no podía implicarme como se merecía. Pero es sólo mi vivencia y mi opinión.
    Un beso,
    Laura

    • luisccq dijo:

      Hola Laura :)

      En primer lugar, muchísimas gracias por tu comentario. Sabes bien que te aprecio muchísimo y que admiro mucho toda la labor que haces divulgando. Ver que hay gente como tú que se quita tiempo libre para divulgar es algo que se debe agradecer y que hay que admirar.

      Yo disfruto mucho con la divulgación y con la enseñanza y disfruté mucho con la investigación (estuve 5 años como becario en dos departamentos de mi facultad y pude empaparme del trabajo científico) pero eso no quita para que haga autocrítica. La enseñanza, la divulgación y la investigación no son perfectas y tienen sus fallos o cosas que a mí (pero repito, personalmente) no me gustan (y que son perfectamente lícitas para quien lo considere oportuno). De ahí la autocrítica. Como bien decía se basa en lo que yo he visto y lo que yo he vivido, que puede ser muy distinto a lo que tú has vivido. Y sinceramente me alegra mucho que no hayas visto esa prepotencia que otros hemos detectado (pues mi opinión no es exclusiva y es “comentario postcafé” en muchas ocasiones y con distintas personas del ámbito científico).

      Es como cuando tienes que regañar a tu hermana pequeña porque está haciendo algo mal, te duele pero sientes que tienes que hacerlo por su bien. Algo parecido. Aprecio demasiado a la Ciencia como para pasar por alto este tipo de hechos que vengo observando desde hace tiempo. Sé que si tu hubieses detectado lo mismo que yo, también lo hubieses expresado. Es cuestión de vivencias distintas. :)

      Quiero que sepas de nuevo que admiro tu entusiasmo y tu trabajo, que todos tenemos mucho que aprender de ti y que espero que este post no te haya puesto triste porque en absoluto tienes que estarlo. Eres una gran divulgadora y un sol de persona. :)

      Abrazos en moles, rizos. :)

  11. Pues muy de acuerdo en muchas cosas y en desacuerdo en otras. El tema menéame siempre ha sido controvertido, es cierto que produce una explosión de visitas, pero habitualmente son visitas fugaces. También es cierto que hay que aplicar lo que César Tomé llama “la teoría de sodoma” y es que siempre se puede “pescar” a algunos seguidores de calidad en ese mar revuelto.

    En mi experiencia personal, he notado más a nivel de seguimiento del blog una portada en divúlgame, que una portada en menéame y la diferencia en el número de visitas es de cientos al orden de 10.000.

    Pienso que portales de este tipo son necesarios y quizás deberíamos dejar de quejarnos de meneáme mientras por otro lado se desea la portada y centrarnos más en regar y cuidar divúlgame, que aunque no genere ese número de visitas, para blogs que están comenzando es una buena plataforma para darse a conocer.

    Luego el tema de los premios es algo que también levanta polémica en ocasiones. Pero por poner un ejemplo, en el carnaval de matemáticas llevan dándose premios desde el principio y se puede percibir el compañerismo en las votaciones y sirven para “obligar” a prestarle más atención a los artículos que se presentan. Sobre el tema bitácoras, bueno, todos sabemos que al principio las votaciones son incomprensibles, pero finalmente, en ciencia, suelen llegar 3 blogs muy buenos y los ganadores son totalmente merecidos, como bien dices.

    En cuanto al posible “spam” que se hace desde distintos medios. Hay que recordar que normalmente se hacen desde una cuenta de twitter, facebook o google+(jojo) que pertenecen a un blog, así que es lógico que se promocione el propio blog. De hecho se suele criticar más usar la cuenta del blog para contar temas personales…. paparruchas ;P

    Y finalmente, está claro que todos lo hacemos por amor a lo que estamos divulgando, porque por dinero está claro que no lo hacemos jeje. Pero algunos son unos cracks con una moral de hierro y una determinación envidiable como tú, y otros tenemos un ego enfermizo y necesitamos sentir que lo que hacemos gusta para seguir adelante XD. Me río para desdramatizar, pero es totalmente cierto jeje.

    • luisccq dijo:

      hahahahahaha A lo último no sé qué responder porque nunca me había dicho algo así. ¡Gracias zombi! Por dar tu opinión y por tus palabras hacia mí. :)

      Gran análisis, eres un crack.

      Abrazos en moles para ti y para el pequeñajo :)

    • últimamente se ha hablado tanto del tema “problemas de la divulgación” que he hecho una referencia al spam que no tiene nada que ver con lo que dices en el artículo XD Lo siento, se me ha ido la pinza.

  12. ununcuadio dijo:

    Luis: me ha encantado. En primer lugar me identifico con ser una persona curiosa en busca… de la verdad (si es que existe), y me apasiona leer buenos libros. Así que quería ser escritora, estudiar Literatura porque me gustan las historias (y por eso la Historia), pero cuando empecé a comprender algo de Química me atrapó y me lancé a por ella. En el camino ha habido muchos baches, no necesariamente relacionados con la Química, sino más bien con mi proceso de crecimiento, de pasar de adolescente a adulto joven o algo así. En conclusión: estoy orgullosa de ser química, pero considero que estoy un paso por detrás de ti: no tengo tus notazas, ni esa admirable capacidad tuya de hacer fácil los conceptos difíciles, ni soy una purista. Muchas veces las pequeñas cosas (mátame si quieres xDD) como si se llama fórmula molecular o no, me dan un poquito igual. En cambio, otras me hacen saltar xD como llamar plásticos a los polímeros no plásticos xDD

    Me he introducido en el mundo de la investigación sobre todo a través del máster y en mis intentos actuales de hacer una tesis doctoral, y… deja mucho que desear. De hecho, no sé en qué acabará todo esto. He tenido jefes malos, regulares, buenos; hay mucha obsesión por tener resultados positivos: porque la experimentación refuerce la teoría inicial, y mi pregunta (yo que ando ansiosa de encontrar esa verdad) es ¿por qué los resultados que contradicen tu hipótesis han de ser malos, y no se pueden publicar en revistas de alto impacto? Es algo tan… incomprensible para mí… Eso condiciona que un grupo pueda o no pedir proyectos competitivos, pero al final en vez de hacer ciencia y formar científicos creamos una empresa de fabricación de papers y proyectos, de patentes que pueden no ser reproducibles… Y eso es una gran mierda. El sistema de investigación científica apesta en ocasiones :PPP

    De la enseñanza poco te puedo decir, porque ya hace bastante tiempo que dejé la Secundaria, un poco menos de la carrera y del máster. En la divulgación no coincido mucho, porque como dice Laura, mis experiencias son muy distintas. A todo divulgador que he preguntado mis muchas y constantes dudas, que son muchas lo sabe el equipo de Pregunta a Hablando de Ciencia que me sufren continuamente (de física, de biología, de lo que fuera), he recibido respuestas, recomendaciones, críticas constructivas acerca de mi manera de divulgar. He tenido el placer de leer los blogs de los que considero los mejores, que me han enseñado muchísimo a todos los niveles, y que me han dado una capacidad de discernimiento y juicio que nunca soñé tener. Menéame me parece un horror, estoy con el zombi en potenciar mejor Divúlgame que tiene más calidad. Pero hoy, en estas largas horas sincrotrónicas he descubierto que una amiga además de un periódico se pasa por Meneame a leer las portadas, y justo hoy había una de la radiación ionizante escrita por un fantástico divulgador, así que, que quieres que te diga: mola que la gente se encuentre al leer sin buscar nada, un texto de divulgación de calidad, por tanto, hasta Meneame puede ser positivo. De los Premios nunca he ganado ninguno, aunque sí doy el del Carnaval de Humanidades. En fin, que si recibiera alguno me emocionaría como el zombi :D pero eso está muy lejano jajajaja. Mientras me alegro de los triunfos de mis amigos de calidad.

    • luisccq dijo:

      Muchas gracias 114, me alegra mucho que te haya gustado.

      Me gusta mucho leer tu opinión porque como comentaba en el post, ésta es sólo la mía, ni mejor ni peor. :)

      Ánimo con esas medidas en ALBA.

      Un abrazo :)

  13. Oswaldo dijo:

    Gracias por su trabajo. Soy Lic. en Química de Venezuela y trabaje por año y medio en educación al nivel de bachillerato y entiendo muy bien sus palabras. Ojala en el mundo se apreciara mas el esfuerzo que la enseñanza correcta de las ciencias merece. Disfruto mucho de las publicaciones que aquí colocan, lastimosamente en la Universidad, a pesar de ser la mejor del país, no se toman mucho tiempo en enseñar tantas cosas que, como futuros científicos, debemos saber y solo se dedican a bombardear al estudiante de teorías y exámenes complicados que jamas vuelve a ver el resto de su vida profesional…

    • luisccq dijo:

      ¡Muchísimas gracias Oswaldo!

      Me alegra mucho que disfrutes con el blog.

      Realmente tendríamos que poner más énfasis en los principios fundamentales de la Química en los primeros cursos para posteriormente poder profundizar en los aspectos más especializados de la Química. Para ello es fundamental buenos profesores de Química desde la enseñanza preuniversitaria a la universidad.

      Saludos desde España. :)

  14. Héctor dijo:

    Necesario post. Y a los comentarios me remito. Creo que la prudencia, el equilibrio, el saber estar, es algo necesario en todos los aspectos que has comentado en el post. Investigación, docencia, divulgación…) La forma de afrontar cada una de estas tareas siempre tiene que empezar con la humildad. Y esto no se contradice con hacer énfasis cuando se tienen argumentos sólidos. Yo soy muy prudente y a veces prefiero quedarme corto que pasarme. Y en la divulgación me pasa lo mismo.

    En toda labor humana aparecen los egos. ¿Por qué va a ser diferente en Ciencia (investigación, docencia, divulgación…)? No lo comparto tampoco, pero está. Eso no quita para que todos nos planteemos de vez en cuando lo que acabas de escribir. La Ciencia exige mucha constancia y perfección y a veces nos llevamos estas actitudes a todo lo demás. Cuidado.

    En cuanto a la divulgación, que parece que es lo que más polémica levanta, no escapa, como he dicho, de los problemas de toda actividad humana. ¿Por qué hago yo divulgación (o lo intento)? Cuatro aspectos: 1) El Estado me paga para investigar y para trasladarla a la sociedad. La Ciencia básica no es directamente trasladable pero si sus fundamentos, su orientación… Si quiero que la sociedad siga financiando la ciencia debo de explicarsela. 2) De una forma más directa quiero tener respuestas a la siempre lastrante pregunta ¿y para qué vale lo que haces? Escribirlo ayuda a explicarlo, a hacer una análisis de tu investigación que a veces no haces inmerso en la elaboración de los papers. 3) Aumentar en lo que pueda (gota a gota) la cultura científica que me rodea (colegas de otras ramas, amigos, familia..). 4) La interacción con secundaria y primaria es vital y la divulgación puede ayudar a que los universitarios no parezcamos estar a años luz de la realidad (y ojo desde la humildad no somos seres superiores). (A este respecto acabo de recibir una solicitud de amistad en FB de un profesor de secundaria Física-Química de Lugo. Fantástico!)

    Hay una cosa en la que opino diferente que tu. Dices: Me parece fascinante que el ser humano haya llegado a tal grado de conocimiento sobre la realidad, aunque me parece quizás más increíble cuánto le queda aún por saber.

    A mi lo que me parece fascinante es que en todos estos siglos y con todos las mentes que han pasado por ellos solo hayamos llegado a este nivel de conocimiento. Hemos desperdiciado tanto tiempo y esfuerzo por no crecer en lo verdaderamente importante…: Ciencia y desarrollo social.

    Bueno, este comentario da para un post y seguro que me he dejado algo (por cierto, como muchos de los comentarios que hay). Ya tendremos ocasión de comentarlo en vivo por la tierra del vino jaja. Como he dicho al principio, post necesario, reflexión imprescindible ;)

    • luisccq dijo:

      Muchas gracias compañero, siempre es un placer leerte aquí y conocer tu opinión que comparto completamente. :)

      La verdad es que, si te soy sincero, en términos personales (que es en los que hablo en este post), siempre he valorado mucho más la persona en sí que el científico o el divulgador. Alguien puede ser un científico brillante o un gran divulgador, pero la “chulería”, la prepotencia y “yo soy mejor” es superior a mis fuerzas.

      Se puede divulgar con humildad, se puede aprender de otros profesores con humildad, se puede enseñar a los alumnos con humildad, se puede trabajar en Ciencia con humildad… Pero para mí, es algo fundamental. Por eso elegí al maestro que tengo. ;) Quizás, dada mi juventud y todo lo que tengo aún por delante, debería aprender a ser algo más falso, más teatrero, a hacer más la pelota o a el “jiji-jaja” de “los grandes”, pero prefiero aprender de los gigantes (de los de verdad, en lo humano y en lo científico), que serlo.

      Hay grandes divulgadores cuyos trabajos dan cien mil vueltas a lobbies y estrellas. Grandes científicos que pasan desapercibidos mientras otros alardean. Ese juego, no me gusta y me sentí en la obligación de expresarlo.

      Más Ciencia, por favor y sobre todo, seamos más humanos todos, ¡por favor!

      Un abrazo compañero

  15. Fernando dijo:

    Hola Luis,

    Lo prometido es deuda, así que aquí queda mi comentario. Sin ánimo de crear polémica, ya lo sabes. No tengo la bureta para valoraciones. ;)

    Por un lado, estoy de acuerdo. A veces la Ciencia se va de madre. Hay gente que paga a cambio de salir como co-autores de un paper. Hay otros que publican mentiras como catedrales (que nunca se retractan y quedan en la bibliografía por los siglos de los siglos). Y hay muchos que publican sin revisar concienzudamente sus resultados o sus conclusiones simplemente por ser los primeros. Obviamente, todo esto lleva a errores garrafales. También las grandes editoriales (y el sistema de revisión por pares) tienen defectos. En mi opinión, muchas veces estos defectos derivan de que los artículos no se revisan de forma anónima. Y a ver quién le dice a un Nóbel que su último paper tiene fallos de primero de carrera. O a ver quién es el listo que le para un artículo al responsable de evaluar la próxima convocatoria de proyectos.

    La Divulgación, como parte (fundamental) de la Ciencia no va a ser distinta. Y siempre habrá quien quiera trampear sus “resultados”, publicar artículos amarillistas, hacer un spam descarado… Todo vale. Se trata de conseguir visitas a toda costa. Y si de paso me llevo un premio, pues mejor. Y lógicamente, ese no es el espíritu de la Divulgación.

    No obstante, tampoco hay que radicalizarse en contra de las grandes plataformas tipo “Menéame” u otros sitios con millones de visitas diarias. (Bueno, en general no hay que radicalizarse a favor ni en contra de nada, todo esto de los diferentes tonos de gris y tal.) ¿Por qué? Y aquí es donde difiero con tu postura. Porque en este caso, estas plataformas juegan en nuestro equipo. Si un artículo divulgativo llega a Menéame, consigue una portada y gracias a esto lo leen 2500, 5000, 10000 personas… ¡Pues bienvenidas sean! Si el mensaje cala en un miserable 1%… Bueno, ya son 25, 50, 100 personas que saben un poquito más de Ciencia. Con suerte, esas personas descubran tu página gracias a haber clicado en la noticia de Menéame. Y algunos seguirán leyéndote e interesándose por tus publicaciones gracias a eso. Y aprenderán, vaya si aprenderán.

    Obviamente esto no soluciona el problema de la incultura científica del país. Pero poco a poco, pasito a pasito entre todos los divulgadores vamos avanzando. Y aquí contamos todos. Tanto los que se preocupan por si el hidrógeno está en encima del litio o del helio ;) como los que antes de subir su post lo están publicitando por las RRSS.

    Finalmente y aunque creo que sobra decirlo, humildad y humanidad. Aquí nadie es mejor que otro por tener más visitas, más clics o más “followers”. Y, como he dicho un poco más arriba, no hay que olvidar que vamos todos en el mismo barco. Si un blog pequeño –como un blog de unos alumnos de bachillerato, por ejemplo– publica contenido de calidad, hay que hacer lo posible para que ese contenido sea compartido y leído. Y si alguien te pregunta algo, tómate un minuto y contesta. Y si lo que vas a publicar es un bodrio, no lo publiques. Lo dicho: humanidad, sensatez, sentido común.

    También he leído algún comentario en el que se citan plataformas como “Divúlgame”. Obviamente no la voy a criticar (sería un poco tirar piedras contra mi propio tejado ;) ) pero: ¿acaso el público general conoce Divúlgame? O, incluso se puede ir más allá: ¿el público general conoce Menéame? Luchemos porque se haga Divulgación de calidad. Siempre. En radio, en TV, en los periódicos, en los blogs… La información, así, estará disponible. El que quiera encontrarla, podrá. A través de una web, de Twitter, de un pie de página en el 20 minutos. Pero podrá encontrarla. Y aprenderá.

    Y ya con esto finalizo mi comentario/reflexión. Creo que es el primero que hago en EHFD (¿he puesto las iniciales en orden? :P) pero seguro que no será el último. Aprovecho para haceros un poco la pelota y felicitaros a Bernardo y a ti por tan interesante iniciativa en la que, como bien sabes, espero poder colaborar pronto*. El material es (como no podía ser de otro modo) de primera calidad y seguro que le es útil a un grandísimo número de personas.

    Un abrazo,

    Fer

    * Tengo una idea al respecto, ya te contaré ;)

    • luisccq dijo:

      Muchas gracias maño por tu comentario y por tus palabras hacia la web. Ya sabes que te esperamos con los brazos abiertos.

      En cuanto a tu opinión, estoy totalmente de acuerdo. Viendo los comentarios y tuits, parece que lo más polémico del post ha sido “menéame” y creo que no se ha entendido bien mi postura. A mí me parece enfermizo, pero sé que hay divulgadores que le dan un buen uso y eso lo respeto. El problema, para mí, es cuando menéame se convierte en un escaparate o, y esto es lo que más preocupa, en un fin. Pero repito, es una opinión personal.

      Un abrazo, compañero :)

  16. Gonzalo dijo:

    Cuentan que cuando apareció La doble hélice se armó mucho revuelo porque mostraba a los científicos como seres humanos y no como héroes que habitaban en torres de marfil. Yo pienso que debió ser como con los papeles de Snowden, gente rasgándose las vestiduras cuando todo el que quería saber que eso pasaba ya lo sabía.

    Nuestro primer contacto con la historia de la ciencia suele provenir de libros de ciencia y no de historia. Allí nos cuentan la parte buena, los éxitos. Es raro que asomen los fracasos y mucho menos las envidias y demás defectos de la humanidad. En ciencia, como en casi todo en la vida, los perdedores se olvidan y parece que nunca existieron. Esta es una buena razón para acercarse a la historia.

    Creo que es necesario desmitificar la ciencia y que también es preciso que la ciencia llegue a todos los que quieran conocerla, por eso la divulgación es necesaria y los que os dedicáis a ella hacéis una gran labor que no está adecuadamente reconocida. Por desgracia, como también señalas, los que divulgan no sois menos humanos que los demás.

    Estoy muy de acuerdo con casi todo lo que dices y me he sentido identificado con mucho de lo que cuentas; es una sensación agridulce, por un lado me gusta leer lo mismo que llevo años diciendo y, por otro, es triste que determinadas prácticas no hayan ido a mejor con el paso de los años. Afortunadamente, pese a todo, seguimos avanzando. Quizás esa sea la grandeza que queda tras las búsqueda del conocimiento científico..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s